The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Uruguay: El Frente Amplio pone a los cuidados en el centro de la agenda política

Por primera vez en la historia de Uruguay, y como uno de los pocos casos hasta la fecha en el mundo, el cuidado de personas dependientes está en el centro de la agenda política promovido por el Frente Amplio. Este espacio se logró por una mezcla de factores: incidencia del movimiento de mujeres y de las redes de cuidado, una pre-candidata mujer que lo movilizó y el finalmente candidato que aceptó integrarlo a la agenda.

1341. Uruguay - El Frente Amplio pone a los cuidados en el centro de la agenda política

A pocos días de las elecciones presidenciales uruguayas,  los principales candidatos se pronuncian sobre los temas designados por los medios como prioritarios: el estado de la educación pública y sobre todo la inseguridad.

Fuera del intercambio mediático en el que los candidatos del Frente Amplio -Tabaré Vázquez-, Partido Nacional -Luis Lacalle Pou- y del Partido Colorado -Pedro Bordaberry- intentan captar votos en el tramo final de la carrera electoral, espera el Sistema Nacional de Cuidados, una propuesta que ha sido presentada como buque insignia de la formación de izquierda. Así, con  su voto, probablemente en una segunda vuelta disputada entre Vázquez y Lacalle, Uruguay decidirá si apuesta por políticas públicas enfocadas a garantizar el derecho al cuidado de toda la población.

Se tratarán además, de las primeras elecciones en la historia del país donde habrá una mujer por cada tres personas candidatas. Las primeras y, si no se da un cambio en esta legislatura, las últimas, dado que no consiguió imponerse una ley de cuotas estable optándose desde el Frente Amplio (FA) por una disposición provisional.

El Sistema Nacional de Cuidados propuesto en el programa de gobierno busca dar continuidad a la política pública que se ha venido discutiendo en los últimos 5 años. Parte de una concepción de derechos que busca universalizarse, pero que en un primer momento está dirigido a tres poblaciones objetivo (primera infancia, discapacidad y adultos mayores dependientes)” explica Valeria España, referente sobre cuidados de la organización civil uruguaya Cotidiano Mujer. El proyecto prevé la creación de infraestructura públicas suficiente (jardines de infancia, hogares para grandes dependientes), asistencia domiciliaria, o capacitación de profesionales en el ámbito del cuidado,entre otras medidas para dar respuesta a las necesidades de cuidado de una población objetivo de más de 200.000 personas. El sistema se financiaría a través de recursos propios del Estado (evitando la creación de nuevos impuestos) y un sistema de copagos que dejaría exentas a las rentas más bajas.

En un país cuya población envejece a un ritmo europeo, la cuestión de cómo cuidar a ese creciente sector de la ciudadanía afloró en los últimos años traduciéndose en un largo debate en torno a políticas públicas que se ha ido cristalizando en el Plan. Como afirma Lilián Celiberti, también integrante de Cotidiano Mujer: “El Plan Nacional de Cuidados fue una iniciativa que nació desde organizaciones del feminismo desde hace muchos años y se fue debatiendo con actores gubernamentales desde el 2010. Ya en 2012, representantes de los sectores afectados (niños, discapacitados y adultos mayores) fueron también convocados. La demanda finalmente fue incluida en el Congreso del Frente Amplio impulsada también por la campaña la Red Pro Sistema Nacional de  Cuidados, integrada por organizaciones de la sociedad civil”. Desde el gobierno del FA, es la Dirección Nacional de Políticas Sociales del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) quien ha estado al frente de la iniciativa.

El Sistema Nacional de Cuidados no aparece como una iniciativa electoralista. “El tema estaba planteado desde hace años, de hecho hubo un año entero en el 2012 que fue de consulta con distintos actores de la sociedad civil respecto al sistema de cuidados, coordinada por el MIDES. En el 2013, y en este año, la disputa es efectivamente para colocarlo en la centralidad de la política contextualiza Celiberti, y agrega: “Constanza Moreira [quien disputó a Vázquez la candidatura del FA en las internas de junio] lo puso en la campaña interna, la red Pro Cuidados también lo puso y le entregó a Tabaré una propuesta, hubo reuniones con los candidatos, entonces me parece que ahí fue ganando como espacio político hasta que finalmente Tabaré accedió a colocarlo como un punto central de su agendaFue un proceso con múltiples estrategias que fueron confluyendo y que terminaron con esta centralidad que tiene hoy en la campaña“.

Es precisamente esta estrategia, la del “ingreso del tema al debate político electoral”, la que la investigadora uruguaya afincada en Costa Rica, Juliana Martínez Franzoni, señala como elemento de éxito a la hora de promover que estas demandas se conviertan en políticas públicas de futuro: “Para ello, lo que hemos encontrado Merike Blofield – politóloga de la Universidad de Miami – y yo al analizar cinco países de la región, es que en sistemas presidencialistas como los latinoamericanos, lo decisivo es obtener la atención de las y los presidentes – o de quienes están compitiendo por ser presidentas/es. Esto ha sido una condición necesaria para realizar avances, no solo en el diseño de medidas concretas, sino en ampliar los márgenes de deliberación pública respecto a qué hacer y cómo hacerlo”. En definitiva: “Han sido escenarios electorales los que han permitido que el tema se instale en la agenda política.

La mirada a otros países ha contribuido a diseñar una propuesta propia. “En el caso de Uruguay, las experiencias vienen sobre todo de los modelos de bienestar europeos ensus distintas modalidades, desde los más avanzados en los estados nórdicos, a los modelos más mediterráneos que son más próximos en verdad a la realidad de América Latina como puede ser el caso español apunta Celiberti. Martínez señala a su vez las experiencias en la región: “programas pioneros de educación temprana como el Chile Crece Contigo. La CEPAL desde sus Divisiones de Género y de Política Social ha tenido un papel importante en promover el debate y los puentes entre realidades políticas e insumos académicos dentro y entre los países. Igual ha ocurrido con otras agencias del Sistema de Naciones Unidas como el PNUD, en particular desde su Cluster de Género, y el Fondo de Población”.

La también investigadora Karina Batthyany, de la Universidad de Uruguay, alerta de la necesidad “de tener presente que no se vacíe de contenidos de género toda esta propuesta. Que es un riesgo de todas las políticas públicas, políticas que comienzan siendo impulsadas en muchos casos por mujeres, o están muy próximas a la agenda feminista, y cuando pasan a la arena pública a veces se vacían de contenido de género”.

____________________

Autora: Sarah Barbiker

Fuente: comunicarigualdad.com.ar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 09/11/2014 por .
A %d blogueros les gusta esto: