The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Primeros pasos del que se prevé largo y complicado proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Chile

Comienza el proceso de discusión del matrimonio igualitario en Chile, donde la nueva mayoría política salida de las urnas hace ahora un año hace posible este objetivo a lo largo de la actual legislatura. No será sencillo -buen ejemplo de ello es el lento proceso seguido por el Acuerdo de Vida en Pareja (AVP), que aún no ha podido ser aprobado definitivamente-, pero de lo que no cabe duda es de que si en América Latina hay un país cuya coyuntura social y política permite seguir los pasos deArgentina, Uruguay, Brasil o varios estados de México ese es sin duda Chile.

1410. Primeros pasos del que se prevé largo y complicado proceso de aprobación del matrimonio igualitario en Chile

La iniciativa, que ingresará en el Congreso esta misma semana, ha sido coordinada por diputados de la Nueva Mayoría (la amplia coalición de fuerzas políticas que sustenta al gobierno de Michelle Bachelet) con los movimientos LGTB, y muy singularmente con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH). Entre los promotores figuran de hecho varios diputados de la Democracia Cristiana, como Gabriel Silber, Matías Walker, Víctor Torres, Roberto León, Aldo Cornejo  o Juan Morano. También impulsan la iniciativa parlamentaria Daniel Farcas y Marco Antonio Núñez (Partido por la Democracia), Daniel Melo (Partido Socialista), Hugo Gutiérrez (Partido Comunista), Joaquín Godoy (de Amplitud, una nueva formación de centro-derecha liberal nacida en enero) y Vlado Mirosevic (Partido Liberal de Chile).

El proyecto, tal y como ha sido presentado, busca modificar la legislación de matrimonio civil en un sentido similar al de otros países que ya han abierto ese derecho a las parejas del mismo sexo: reemplazaría la actual redacción que estipula que el matrimonio es entre un hombre y una mujer para señalar que el vínculo es entre dos personas y modificaría todo lo referido a los deberes y derechos “del marido y la mujer”, reemplazándolo por los deberes y derechos “de los cónyuges”. Junto a ello, y con objeto de garantizar la plena igualdad para las familias homoparentales, se sustituye “procrear”  por “criar”, y se establece que las parejas del mismo sexo casadas accederán a todos y cada uno de los derechos que en la actualidad solo están permitidos a los matrimonios de diferente sexo.

El MOVILH ha felicitado a “los parlamentarios DC y cada uno de los diputados que patrocinan este proyecto, por cuanto  están contribuyendo a avanzar en la igualdad y a la erradicación de la homofobia de nuestras leyes”. Desde este colectivo se insiste en que con la presentación “queremos contribuir significativamente al interés del gobierno por ampliar el debate sobre estas materias y así avanzar a la aprobación de la ley de matrimonio igualitario, que  por primera vez es compromiso de un programa presidencial”.

El gobierno dice que su prioridad es aprobar el AVP

Y es que al gobierno de Chile la presentación del proyecto parece haberle pillado con el pie cambiado. Su portavoz, Álvaro Elizalde, ha insistido en que en la actualidad “la prioridad legislativa en materia de iniciativas para erradicar de todas formas la discriminación en nuestro país es el proyecto que regula el Acuerdo de Vida en Pareja y le da reconocimiento y protección jurídica a las parejas que conviven sin estar casadas”. Elizalde ha declarado que “estamos trabajando para que este proyecto sea aprobado antes del 31 de enero”.

El pasado octubre, recordemos, el AVP era aprobado por el Senado de Chiledespués de más de tres años de tramitación. Se trata de un proyecto de unión civil abierto a parejas del mismo y de distinto sexo que reconoce a estas una parte importante de los derechos de los que disfrutan las parejas casadas (en materia patrimonial, de seguridad social, de herencia o de reconocimiento del estado civil) y que incluye también el derecho a la custodia de los hijos. El proyecto sigue sin embargo pendiente de aprobación definitiva por la Cámara de Diputados.

La discusión del matrimonio igualitario, en cualquier caso, es un compromiso electoral de Michelle Bachelet (“Matrimonio igualitario: convocaremos a un debate abierto, con participación amplia para la elaboración y posterior envío de un proyecto de ley en esta materia”, decía literalmente su programa). Una vez aprobado el AVP, el gobierno de Chile no tendrá por tanto excusas para demorar el proceso. Ello no asegura el éxito al proyecto, conviene aclarar: no son pocos los candidatos del bloque que apoya a Bachelet que en el pasado han mostrado su oposición a una ley de matrimonio igualitario. Es el caso del propio presidente del Partido Socialista, Osvaldo Andrade, pero su caso no es el único. El proceso será sin duda complicado.

Demanda del MOVILH contra el Estado de Chile

Todo este movimiento se da además en paralelo a la demanda contra Chile presentada en 2012 por el MOVILH ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por denegación del derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Una demanda de la que informamos en su momento, planteada después de que a varias parejas del mismo sexo se les prohibiera formalizar su matrimonio civil, y que es una patata caliente en manos del actual gobierno. Un compromiso firme de este con el matrimonio igualitario, de hecho, podría desembocar en una salida amistosa.

____________________

Fuente: dosmanzanas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13/12/2014 por .
A %d blogueros les gusta esto: