The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Privatización del agua es tan importante como la del petróleo; EPN se la entregará a Higa: Aldana

En 2010 Andrés Manuel López Obrador acusó al gobierno de Felipe Calderón de abrir la puerta a la “privatización total”, afirmando que el agua potable era uno de sus principales objetivos, el cual pretendía lograr, por medio del apoyo de las bancadas del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), en el Senado de la República, “aprobar una iniciativa de ley para privatizar todos los servicio públicos, incluido este vital líquido. Con contratos de hasta 40 años que pueden prorrogarse, se pretende beneficiar a las empresas privadas”.

1611. Privatización del agua es tan importante como la del petróleo; EPN se la entregará a Higa - Aldana

En 2012, la Asamblea Nacional en Defensa de la Tierra y el Agua y en Contra de su Privatización, lanzó un mensaje en donde se afirmó que “las ofertas de los aspirantes a la silla presidencial, mantienen grandes diferencias, la de Josefina Vázquez Mota es inexistente, Enrique Peña Nieto no tiene una idea acertada de la problemática, sin embargo Andrés Manuel López Obrador mantiene propuestas significativas”.

El ingeniero forestal Rafael Aldana menciona “el tabasqueño, entre otros aspectos, tomó en cuenta la existencia de la tecnología y que es preciso aplicarla. Además su propuesta incluyó la búsqueda del cumplimiento del derecho de todos a acceder al agua, sin hablar de privatización, siendo su política contraria a esto, era imposible que, por ejemplo, Peña Nieto recuperara ese aspecto. López Obrador pensó en incluir el control de demanda a través de precios y construir nueva infraestructura y mejorar la existente, uno de los grandes beneficios, porque de haberse realizado, se hubiera erradicado un porcentaje considerable de la escasez del agua”.

Y afirma “contrario a eso, Peña Nieto no tenía un proyecto consolidado, ni siquiera una meta a futuro que no fuera la privatización; habían vislumbres de ésta. Para ejemplo está el proyecto Monterrey VI, una de sus promesas de campaña, el cual aseguró que concretaría. Asimismo mencionó un mecanismo que revirtiera la deforestación y aumentar la recarga del agua, nombrado ‘Pago por Servicios Ambientales Hidrólogicos’, el cual poco a poco ha ido aniquilando”.

Y explica que “hoy tenemos a Guanajuato como ejemplo, en 2014 la Comisión Nacional Forestal invirtió menos dinero en el programa de Pagos por Servicios Ambientales Hidrológicos a propietarios de bosques. La reducción fue de 38.49%, a comparación del 2013 que fue de 1 millón 311 mil 94 pesos, el año pasado apenas alcanzó 806 mil 482 pesos, pero esto se aplica en cualquier otro punto”.

“Peña Nieto cuando mencionó en campaña su propósito de ‘reformar’, no era otra cosa que la privatización de las riquezas del país, y la del agua es tan importante como la del petróleo. Todo estaba claro, este sexenio como los dos anteriores también pertenecía a los empresarios, que le sorprenda a quien se haya querido dejar engañar”.

“El programa de Pago por Servicios Ambientales Hidrológicos, consiste en que el gobierno federal entregue dinero a los propietarios de los bosques para conservarlos y así éstos continúen recargando los mantos con agua que luego será consumida por los habitantes del estado.  Sin embargo para 2014 la Comisión Nacional Forestal, ya no invirtió recursos”, puntualiza Aldana.

Y agrega “qué se podía esperar de un candidato que durante su campaña confundió los términos hídrico, hidrológico e hidráulico, porque en su vocabulario eran conceptos ‘extraños’ que no figuraban más que por desconocimiento, me atrevo a decir, eran por desinterés y desapego, porque Peña Nieto pensó, piensa y pensará en cifras, esa es la mentalidad de los priístas en general. Para él lo referente al agua, era un montón de ideas sin priorización, que cobraron sentido cuando la privatización se fue abriendo paso y hoy estamos a nada de que sea un hecho”.

El miércoles en el Senado de la República, las comisiones unidas de Recursos Hidráulicos, Agua Potable y Alcantarillado aprobaron por mayoría, encabezándola el PRI, PAN y Verde Ecologista de México (PVEM), el dictamen que privatiza el suministro del líquido con la nueva “Ley General de Aguas” enviada directamente por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), “y escrita de puño y letra por David Korenfeld, quien es uno de las piezas claves de Peña Nieto, cumpliendo así, uno de sus compromisos con la oligarquía que lo impuso”, comenta Aldana.

Y sentencia “hubieron legisladores, que firmaron el dictamen aprobado a mitad de semana, fue elaborado directamente desde las oficinas de la Conagua, y no por los integrantes de las comisiones, quienes solo fungieron como lectores de ésta, porque ni siquiera hubo, al menos una simulación de discusión”.

Captura de pantalla 2015-03-06 a la(s) 00.31.46(click en la imagen para ir a la nota)

Aldana argumenta “es posible que para la siguiente semana, será un hecho que la iniciativa privada controlará a quién se le da el vital líquido, de acuerdo a su situación económica, esta obra de Peña Nieto y su bancada en Congreso, demuestra que la obsesión por el poder y el dinero, forman parte de sus entrañas”.

La Diputada Aleida Alavez Ruiz, sentencia “en la antesala del Día Mundial del Agua resulta paradójico que nuestro país vaya contra la tendencia y experiencia mundial que busca cuencas autosustentables y que los trasvases se operen sólo en casos de emergencia, no como una política pública, como lo pretende la iniciativa de Conagua”.

Asegurando que “los diputados de izquierda rechazamos esta iniciativa privatizadora, donde desaparece de facto el derecho humano al agua al considerarlo una mercancía, porque los seres vivos no podemos vivir sin agua”.

Alavez Ruiz agregó “una cosa es que el agua sea un factor económico y otra que se convierta en una mercancía, sobre todo en país inmerso en una crisis económica y con baja disponibilidad de agua. En ese dictamen hay riesgos jurídicos en las concesiones, trasvases (que es el traslado de una cuenca a otra, y que ya ocurre con el proyecto Monterrey-VI, que maneja grupo HIGA, antes de que si quiera se intentara discutir el documento), transparencia, política pública, derechos preferentes y, por si fuera poco, el derecho humano al agua”.

“Dicho documento pretende concesionar el liquido a compañías privilegiadas del sexenio peñista, como grupo HIGA, en detrimento de los derechos preferentes de los pueblos y comunidades indígenas, como es el caso del pueblo Yaqui y el Acueducto Independencia. La iniciativa peñista elimina el ámbito de la asignación (sólo se queda para el suministro de agua potable) y se sustituye por el de concesión, lo que implica que todo el proceso de gestión y administración del agua podrá privatizarse por la vía de la concesión por 30 años”, dice Alavez Ruiz.

En septiembre de 2014, el gobierno de Nuevo León, otorgó a Grupo Higa la licitación para construir el acueducto Monterrey VI, una obra por la que se pagarán 47 mil millones de pesos durante los siguientes 27 años.

Emilio Rangel Woodyard, director de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, informó que la paraestatal pagará mensualmente 124 millones 99 mil 167 pesos, sin IVA, por un periodo de 27 años a una tasa fija de 6.25%. La obra se financiará con recursos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y el estado de Nuevo León.

Lo anterior, se lleva a cabo, aun cuando pueblos, grupos de agricultores y organizaciones han pedido a Peña Nieto, escuché los motivos de su oposición. La organización Reforestación Extrema ha sentenciado “la idea desorbitada, irresponsable, no sustentable, de intentar abastecer de agua a una ciudad obteniéndola de una fuente que está en otro estado del país, a más de 350 kilómetros de distancia, no puede prosperar ante los ojos de la comunidad, cuando la ejecución de un proyecto así, pone en un gravísimo riesgo las finanzas públicas estatales, el ecosistema de la zona de extracción, los ecosistemas que actualmente nos abastecen de agua y el futuro de nuestra ciudad ante los riesgos meteorológicos”.

Aldana puntualiza “Peña Nieto no quiere abastecer de agua las ciudades, él quiere vender y beneficiar a grupo Higa y por ende a su amigo Juan Armando Hinojosa Cantú, y no es una suposición, es un hecho comprobado, desde las edificaciones de obras millonarias que hizo su compañía para el Estado de México, también cuando alquiló aeronaves al PRI para la campaña presidencial de 2012, construyó su casa de las Lomas, entregarle concesiones relacionadas con el agua es sólo es parte de su cinismo y falta de respeto al país, debido a su inexistente honestidad y dignidad”.

Captura de pantalla 2015-03-06 a la(s) 00.31.54____________________

Autora: Emma Martínez

Fuente: revoluciontrespuntocero.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 07/03/2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: