The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Carta blanca de la ONU a las tropas francesas en la República Centroafricana

Durante nueve meses, Naciones Unidas tuvo la información en sus manos y no tomó medidas. Se cuestiona que los soldados presentes en la República Centroafricana no estén cumpliendo la “política de debida diligencia y cumplimiento de Derechos Humanos”. En la República Centroafricana, hay soldados de MINUSCA (ONU) y Sangaris (Francia), siendo de esta última operación los presuntos maltratadores. Ninguno de los soldados ha sido procesado y la ONU no ha dejado de colaborar con las tropas francesas, a pesar de lo ocurrido y de admitir que las tropas francesas no tienen la obligada “política de debida diligencia de los Derechos Humanos” que sí tienen los cascos azules. 

1766. Carta blanca de la ONU a las tropas francesas en la República Centroafricana

El caso de los catorce soldados franceses sospechosos de abusar de niños durante su desempeño en la República Centroafricana va camino de ser una prueba más que consolida la carta blanca que tienen algunas de sus operaciones militares en el continente africano. Especialmente, en los países que previamente fueron colonizados por el Estado francés, conocido por la influencia que ejerce París sobre ellos como la Françafrique.

En algunos de los países, como Costa de Marfil o República Centroafricana (RCA), conviven operaciones militares de Naciones Unidas y Francia. En Costa de Marfil, los leales a Laurent Gbagbo, así como los periodistas que relataron los hechos ocurridos tras las elecciones en el país marfileño en 2010, conocen bien, y han denunciado de forma constante, la implicación de Francia en la detención del presidente y su esposa, auspiciando un golpe de Estado con miles de muertos y con la venia de la ONUCI. Las crónicas contaban cómo leales a Ouattara (opositor) fueron escoltados por la Licorne, fuerza especial francesa en el país.

Se da la circunstancia, según ha explicado la propia ONU, de que las exigencias a unos soldados y a otros no son las mismas y entre sus diferencias está, según dejó caer en una repuesta ofrecida al medio Inner City Press, la “política de debida diligencia y cumplimiento de los Derechos Humanos”.

En la respuesta ofrecida por Naciones Unidas, explica que la política de Derechos Humanos de debida diligencia se aplica por parte de Naciones Unidas a otras fuerzas que no son las Naciones Unidas, como podrían ser las tropas francesas en la República Centroafricana. Sin embargo, extiende su explicación y añade que “en el caso de la RCA, durante el período de alegaciones contenidas en el informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derehcos Humanos, MINUSCA no proporciona apoyo a la Operación Sangaris. MINUSCA tiene una relación de trabajo con las tropas francesas que no cae bajo el marco de políticas de debida diligencia de los Derechos Humanos”.

Toda una declaración de intenciones de cómo quedarse al margen, a pesar de que la denuncia de presuntos abusos sexuales a niños por parte de tropas —mayoritariamente, de Sangaris, pero también de MINUSCA— haya estado nueve meses en los cajones de la ONU en Ginebra.

En cualquier caso, de forma reiterada, el trabajo de MINUSCA y Sangaris ha venido desarrollándose conjuntamente. El jefe para las operaciones de paz de la ONU es Hervé Ladsous, el que fuera embajador de Francia ante la ONU y defensor de otras agresiones francesas al margen de Naciones Unidas o con su colaboración en distintos países africanos, como el citado caso marfileño.

Francia, de esta forma, consigue mantener tropas en distintos países de África que no tienen el debido cumplimiento de la política de Derechos Humanos.

Es una prueba, también, que ayuda a consolidar la idea de que el padrinazgo de Francia por decisión unilateral, y que vigila los recursos naturales que posteriormente explotan empresas de su país, sigue siendo efectivo; a pesar de que los países africanos no respondan al concepto de “colonia” como lo conocemos tradicionalmente, pero que le exime del cumplimiento de los mínimos Derechos Humanos por parte de sus tropas.

Por ahora, no se ha iniciado proceso alguno contra los presuntos abusadores de menores. El Gobierno de Francia se ha limitado a pedir que se entreguen. Y además, por si fuera poco, la ONU no ha suspendido la colaboración con las fuerzas francesas hasta que se aclare el hecho.

Mientras tanto, y es una noticia de especial relevancia aún por confirmar, la Agencia Francesa de Noticias publicaba ayer una información en la que se adelantaba que “miles de niños soldados” serán liberados en las próximas fechas, tras un acuerdo entre varias milicias centroafricanas para sacar a los niños del conflicto que está rompiendo al país.

Ocho milicias, un ejército propio dividido, una fuerza de la ONU con ejercicio limitado y tropas francesas que parecen no tener límites es el panorama militar para la población civil de la República Centroafricana.

____________________

Autoría: Txema Santana

Fuente: guinguinbali.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 14/05/2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: