The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Grecia aprueba, por fin, la ley de uniones civiles igualitaria

La madrugada del 23 de diciembre, tras horas y horas de debate, el parlamento griego aprobó la ley de uniones civiles que permite los enlaces (entre sí) de gays, lesbianas y trans. 193 parlamentarios votaron a favor y 56 en contra. No hubo abstenciones.

2037. Grecia aprueba, por fin, la ley de uniones civiles igualitaria

Concentración en Syntagma en el momento de la aprobación de la ley. / H. A. A.

ATENAS – “Too late, too little. Llega tarde y es insuficiente, pero es una victoria” dice Irini. “Es un paso muy pequeño comparado con lo que debe hacer Grecia y con lo que han hecho otros países europeos”. Irini Petropoulou es una activista lesbiana con una larga trayectoria de lucha a sus espaldas. Recuerda que la primera vez que asociaciones LGBT propusieron una ley de parejas de hecho a los partidos fue en 2005. “10 años para algo tan pequeño deja un sabor agridulce, pero es un paso adelante”.

Syriza fue el primer partido griego en asumir la reivindicación, en 2006. Pero entonces era una formación prácticamente residual que tenía el 3,30 por ciento de los votos y seis diputados. En 2009, el Pasok se comprometió a legalizar las parejas LGBT pero nunca lo hizo. Desde entonces, en sólo seis años, la agitada vida política griega ha tenido cuatro legislaturas. Ninguna de ella llegó a tramitar la citada ley.

KKE, el Partido Comunista de Grecia, votó en contra: “la familia es la unión del hombre y la mujer con el objetivo de proteger a los hijos de la clase proletaria”

A diferencia del Estado español, que ha pasado de ser una sociedad ultraconservadora a un país que penaliza electoralmente las posiciones machistas -recordemos que el punto de inflexión de la campaña de Ciudadanos fue cuestionar la ley de violencia de género-, en Grecia ningún partido siente que mostrar sensibilidad de género o posiciones favorables a la diversidad sexo-afectiva pueda reportar réditos electorales. A diferencia de lo que sucede en el Estado español, en Grecia las izquierdas prestan escasa atención a la agenda de derechos de las mujeres y las personas LGTBI.

El ejemplo más extremo de ello es el KKE, el Partido Comunista de Grecia. Siguiendo su centenaria tradición lgtbfóbica, el miércoles votó en contra de la ley de parejas. Para el KKE, “la familia es la unión del hombre y la mujer con el objetivo de proteger a los hijos de la clase proletaria”, según declaró su secretario general, Dimitris Kutsubas. Kutsubas, para diferenciarse de los nazis de Amanecer Dorado, suele condenar “los ataques racistas contra los homosexuales” (sic) pero aclara que, para ellos, “la familia es otra cosa”.

La ley obtuvo el voto favorable de Syriza, Pasok, Potami y algunos diputados de Nueva Democracia y Anel. En contra, el KKE, Amanecer Dorado y la mayoría de diputados de ND y Anel.

“La lgtbfobia está completamente presente en nuestro día a día. La mayoría gays y lesbianas que conviven ni siquiera se presentan como pareja ante sus vecinos de escalera. Cuando tienen hijos, dicen que son amigas que viven juntas tras haberse divorciado de sus maridos”, explica Evi Spyraki, miembro de la Asociación de Familias Arcoiris, que agrupa a gays y lesbianas con hijos e hijas. “Cuando voy a recoger a mis hijos al colegio, sus profesoras siempre me preguntan por el padre o ser refieren a mi pareja como ‘esa amiga tuya que viene a por tus hijos a veces’. El ginecólogo presupone mi heterosexualidad porque soy madre”, denuncia Evi. “Por eso esta ley es importante, aunque sea insuficiente. La gente no acepta con naturalidad este tipo de familias, por lo que esta ley servirá para educar. Aunque depende también de ti, de cómo te presentas, de cómo de abierta eres”.

Antecedentes del matrimonio igualitario

En 2008, a pesar de que no existía ninguna ley que lo posibilitara explícitamente, el alcalde de Tilos -una isla conocida por ser especialmente de izquierdas- casó a una pareja de gays y a una pareja de lesbianas. ¿Cómo? Simplemente siguió el Código Civil griego, que establece que el “matrimonio es la unión de dos personas para formar una familia”.

En 2008 un alcalde casó a dos parejas amparándose en el lenguaje neutro del Código Civil. El Tribunal Constitucional lo invalidó y las cónyuges fueron acosadas

El ministro de Justicia declaró ‘inválidas’ esas uniones y el Tribunal Constitucional le dio la razón al ministro. Además, las cónyuges sufrieron una campaña mediática fortísima en la que se las ridiculizó una y otra vez. Una de las dos mujeres casadas se suicidó. El alcalde que las casó sufrió un infarto.

2015 será recordado como el punto de inflexión para la homofobia en Grecia. Un mes antes de la aprobación de la ley de uniones civiles falleció el conocido actor de teatro Minás Jatzisabas. Su novio Costas Falelakis convirtió el funeral en un alegato a favor de los derechos de gays y lesbianas cuando denunció las dificultades que tuvo que superar para que le dieran el cadáver: “Minás y yo vivimos juntos sus últimos 26 años de vida. No queremos vuestra aprobación, sólo queremos que nos dejéis en paz. Que nos dejéis vivir y morir en paz. Aprobad de una jodida vez la ley de uniones civiles para que otra gente no tenga que pasar lo que acabo de pasar yo”, exclamó ante las cámaras de televisión presentes. Sus palabras funcionaron como último impulso a la ley.

Una ley insuficiente

Stela Mpelia también participa en la Asociación de Familias Arco-iris. Ella tiene tres hijos, su pareja dos. Viven juntas desde hace años y enfrentan, cada día, las dificultades que comporta ser una familia de lesbianas en Grecia y que la ley aprobada no solucionará. La principal es que cada una de ellas no puede actuar legalmente como progenitora de los hijos de la otra. Es decir, no pueden viajar con ellos sin una autorización por escrito de su madre legal, no pueden llevarlos al médico, no pueden solicitar las ayudas como familia numerosa a pesar de tener cinco hijos. “Y eso no es lo peor”, dice Stella, “si yo falleciera en un accidente, mis hijos quedarían legalmente a cargo de una prima a la que apenas conozco porque ninguna ley -tampoco esta ley de uniones civiles- reconoce a mi pareja como madre o tutora de mis hijos. Lo mismo con la herencia”.

La norma aprobada en el parlamento establece un plazo de seis meses para que el legislador concrete por medio de un reglamento los aspectos que la ley no cubre. En especial, el parlamento deberá concretar qué tipo de pensiones -de viudedad o similares- podrán cobrar las parejas inscritas. Los mismo sucede con la adopción -tanto de los hijos de la pareja como de terceros-. Aunque según la letra de la ley esta opción queda abierta, Stella y sus compañeras son son muy optimistas. “Esta ley no permitirá adopciones, pero un primer paso hacia el matrimonio igualitario. Esta ley no soluciona las necesidades de las parejas con hijos pero en la medida en que en este país no existe nada similar, la consideramos un pequeño paso adelante”, dicen todas.

“Aquí todos conocemos el caso de España y esperamos que en Grecia pase lo mismo”, dice Haris Tortorelis, del grupo LGTB de Syriza. “España era un país muy conservador como lo es ahora Grecia. El peso de la iglesia católica también era muy grande, como lo es en Grecia el de la iglesia ortodoxa. Pero en España, la ley de parejas de hecho primero y el matrimonio igualitario después, transformaron completamente la percepción de la sociedad. Yo viví dos años en Madrid y nunca me he sentido tan libre”.

Stella asiente y confirma: “Yo estuve en Barcelona hace tres años y nunca me había sentido tan cómoda. Ver parejas pasear de la mano o con sus niños con tanta naturalidad… Me encantó. Espero ver pronto eso en Atenas”.

Mientras en el interior del parlamento se debatía la ley, un centenar de activistas LGTB lo celebraban en el exterior. Se trataba de la celebración de quien sabe que queda mucho por hacer pero lo más difícil, empezar, ya está hecho.

____________________

Autoría: Hibai Arbide Aza

Fuente: pikaramagazine.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27/12/2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: