The Fuckington Post

Independent News from Alternative Sources

Un adolescente transexual se suicida en Barcelona tras sufrir acoso escolar

Terrible noticia la que hemos conocido este día de Navidad. Alan, un chico transexual de Barcelona, se quitó la vida este jueves, 24 de diciembre, al no soportar la presión que sufría por parte de su entorno escolar. Tenía 17 años y acababa de ver oficialmente reconocida su identidad masculina en el Documento Nacional de Identidad.

2047. Un adolescente transexual se suicida en Barcelona tras sufrir acoso escolar

Alan contaba con el apoyo de su familia, pero no ha sido suficiente. “Siento en el alma tener que dar esta terrible y triste noticia. Nuestro hijo Alan se quitó ayer su corta vida de 17 años. No pudo con la presión de la sociedad y nos ha dejado para siempre. Muchas gracias por todo vuestro apoyo recibido”, comunicaba su madre a Chrysallis (Asociación de Familias de Menores Transexuales). “No hay palabras para acompañar este dolor ni para expresar la indignación, frustración y vergüenza ante unas administraciones que nunca llegan a tiempo, que van siempre por detrás de las necesidades de la infancia y adolescencia transexual”, expresaban desde Chrysallis tras conocer la noticia.

Alan había sufrido acoso escolar debido a su condición transexual, un acoso que lo sumió en una depresión por la que llegó a ser ingresado en el Hospital Clínic de Barcelona. Cambió de centro, pero siguió viviendo situaciones de acoso. De hecho la familia y el equipo directivo del nuevo instituto tenían ya prevista una reunión para abordar la situación tras las vacaciones de Navidad.

Se da la circunstancia de que Alan acababa de ver reconocida legalmente su identidad masculina gracias a una decisión judicial. Era uno de los dos primeros menores que lo conseguían en Cataluña, una noticia de la que la prensa catalana se hacía eco hace un par de semanas. En toda España lo han conseguido solo una veintena de menores. Y es que la ya obsoleta ley de identidad de género española sigue excluyendo a los menores de la posibilidad de modificar sus datos registrales sin la intervención de un juez.  Y para los mayores de edad sigue contemplando como requisito un diagnóstico de “disforia de género” y exigiendo (con algunas excepciones) dos años de tratamiento hormonal.

“Esta era la primera Navidad que vivía de acuerdo a su identidad, la primera en la que celebrar un DNI recién estrenado, la primera en la que habría fiesta en casa desde hacía muchos años pero, trágicamente, ha resultado ser la última. La presión e incomprensión en el ámbito escolar han podido con Alan y esta noche ha decidido dejar de caminar entre nosotrxs”, expresa Chrysallis en su página web. “Desde Chrysallis seguiremos luchando para que la sociedad respete a nuestras hijas e hijos, pero a Alan ya no le servirá”, añade la principal asociación española de familias de menores transexuales.

Ojalá el suicidio de Alan fuese el último. Mucho nos tememos que no será así. Pero lo que desde luego no puede demorarse más es la aprobación de un marco legislativo que aborde con realismo y sin prejuicios la realidad de los menores trans y permita luchar más eficazmente contra la transfobia que deben soportar. No es casualidad que hace solo unas horas nos hiciéramos eco de cómo un instituto de Murcia se niega a reconocer la identidad de otro adolescente trans y no le permite usar los vestuarios masculinos…

____________________

Fuente: dosmanzanas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 27/12/2015 por .
A %d blogueros les gusta esto: